BÚSQUEDA POR TAGS: 

Please reload

​ÚLTIMOS POSTS:

SÍGUENOS:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey

10 cosas que nadie te dice antes de comprar tu vestido de novia

19/02/2018

Porque sé que es de los momentos más estresantes y esperados de toda novia, acá te cuento diez cosas que nadie te va a decir pero que agradecerás saber.

 

Se acerca el día y quieres que todo salga perfecto, y para eso te pasas meses organizando todo. Llega el día de elegir el vestido de novia, uno de los días más esperados de toda novia y resulta que...


1. Comprar el vestido es emocionalmente agotador:

Todo el proceso de elegirlo, sentirte segura, probarte uno y otro y el que le gusta a tu mamá, y el que le gusta a tu hermana, y el que le gusta a tu amiga... es agotador. Y es obvio ya que sientes que estás tomando una de las decisiones más importantes de tu vida. Quieres que tu familia y amigas sientan que sus opiniones son completamente válidas, lo cual será bastante difícil. Sumado a todo eso,  vas a tener que lidiar con la vendedora que es súper probable que es un amor, pero al fin y al cabo siempre tratará de venderte un vestido ¡sin importar cual sea! Ah! Y otro punto de estrés: no debes pasarte del presupuesto. Uf!

 

2. Nadie te dijo que si vas a una tienda y no encuentras nada, no significa que sea un fracaso:

Cuando entras a una tienda de vestidos de novia todo el mundo te hará sentir como que entre todo ese blanco y ese tul hay uno que es perfecto para ti. Y aunque te sientas mal por haber hecho a tu abuela acompañarte a encogerlo ese día, si no encuentras uno que te guste es totalmente normal.

 3. Es probable que no sientas mariposas en el estómago cuando encuentres tu vestido: 

Y es que esto es un cliché total. Las únicas mariposas que te importan son las que sientes por el novio, Es normal que para algunas un vestido simplemente no sea tan emocionante. 


4. Puede que encuentres más de un vestido perfecto:

Y entonces te sentirás muy confundida.  Te verás en un lío si no sabes cuál de los dos escoger. O peor aún, se convencen de que si encontraron esos dos vestidos tan perfectos, seguro hay un tercero aún mejor. Ni lo pienses. Si encontraste dos vestidos perfectos, solo es eso y elige cuál de los dos te enamora más.

 

5. Dale la oportunidad incluso a los vestidos que no te gustan

A veces los vestidos en el maniquí no se ven bien, o se ven muy diferente a cómo lucen en un cuerpo "real". Si eres una mujer con curvas, el vestido podría verse sin vida colgado y al probártelo no tendrás nada que perder.


6. Existe la posibilidad de que el vestido que peor te quede es al que le tenías más esperanza:

Y al revés, ir con una idea demasiado restringida de lo que quieres quizás al final te decepcione. Es mejor ir con la mente abierta. Lo que debes aprender de esto es que tienes que eliminar todo lo que habías preconcebido del vestido y explorar.

 

7. No te obsesiones con encontrar el mismo vestido en su versión más económica:

Si encontraste un vestido y lo amaste, pero el precio te dejó al borde del infarto, no hagas tal de pasearte de tienda en tienda buscando uno igual pero más barato. Simplemente es probable que no exista. Y peor aún, puede que el vestido perfecto al precio perfecto haya estado en frente tuyo pero por estar buscando el otro le hayas pasado por encima.


8. Pruébate el vestido tal cual y como lo vas a usar: 

En las tiendas de vestidos de novia te vas a ver con tacones (del estilo que no tienes), accesorios y te harás el peor mal de todos: verte parada sobre el pedestal. Si solo te pruebas tu vestido de esa manera te darás cuenta que realmente no eras tan alta, esbelta y caerás en cuenta que el vestido no te luce como lo hizo el día que te lo compraste. Anda con zapatos de la altura que usas, pide accesorios como los que usarías, y míratelo de forma real y no tan ficticia.

 

9. Ir a ver vestidos sola no es mala idea:  

Nadie te lo dirá, pero a veces lo mejor que puedes hacer es ir a la tienda sola y tomar las decisiones en base a tus gustos sin necesidad de tener en cuenta la opinión de tu amiga que se viste fatal, o de tu madre que se quedó en el siglo pasado de los vestidos princesa infladísimos, etc.

 

10: Sentirás que te arrepientes de haber elegido ese vestido:

Las mujeres somos intrínsecamente inseguras, así que es probable que la veintena de vestidos que te probaste, más la cantidad de tiempo que pasaste entre que compras el vestido, luego lo eliges y al momento de usarlo y te das cuenta que no es más que un vestido, quizás te sentirás mal de haberlo elegido y haber pagado tanto.

 

 

Please reload

Please reload

© 2016 por SOY LA NOVIA.

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Círculo gris