BÚSQUEDA POR TAGS: 

Please reload

​ÚLTIMOS POSTS:

SÍGUENOS:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey

Nati y Daniel: Celebrar que son un tremendo equipo

12/02/2018

Guardé esta historia para la semana del Día de los Enamorados porque reseñar este matrimonio es todo un honor para mi, ¡ya que es el de una gran amiga mía! Ellos son Natalia y Daniel –Nati y Dani– y su matrimonio fue para ellos oficializar aún más una historia de amor que tiene siete años, cuando se conocieron acampando mientras recorrían las playas del Norte. Tras vivir cuatro años juntos y convencerse que son un tremendo team, decidieron dar otro gran paso y casarse. Evento que te paso a contar en detalle a continuación.

 

Más allá de fortalecer una relación, Nati explica que casarse fue un acto de compartir su amor, alegría y felicidad con sus familiares y amigos, ya que para ellos es una relación más que consolidada. Además fue un motivo para reunir con ellos a personas que viven fuera de Chile –viajaron incluso desde Italia– y que hicieron el esfuerzo de venir por el solo hecho de querer celebrar con ellos. 

 

Lo primero que hicieron fue buscar un lugar que se adapte al estilo que querían para su matrimonio: rústico. Ellos son ultra relajados y querían que su matrimonio transmitiera esa energía. Fue así que llegaron a recorrer 15 lugares diferentes, entre casonas, hoteles, centros de eventos, etc. Pero cuando llegaron a Casona Aldunate les encantaron varios puntos. Primero, la ubicación en Huechuraba, ni tan cerca de Santiago como para sentir el ruido y la contaminación, ni tan lejos como para complicar a los invitados con la movilización. Segundo, que se los recomendó un cercano y eso siempre es una buena referencia. Y, tercero, que incluía todo, incluso a Constanza Provens como su wedding planner y mano derecha. Todo eso sumó y ese fue el lugar elegido.

 

Ya con eso decidido, echaron a andar todo el resto de los preparativos –que les tomó un poco más de un año–, desde decidir el look de los novios, hasta darle forma a la ceremonia simbólica, ya que se casaron solo por el civil y no tuvieron boda religiosa. Su wedding planner les sugirió elegir a alguien como maestro de ceremonia, ya que de esa forma podrían unir la parte formal con la parte simbólica. Danae, la hermana de Nati fue quien ofició el evento, pues quiso que ambas hermanas fueran partícipe de su matrimonio (y su otra hermana Micaela tuvo el rol de testigo). Además, pidieron a algunos de sus invitados más cercanos que dieran un discurso breve: amigas del colegio, de la vida,  familiares de ambos y amigos de la Universidad fueron los elegidos para dedicarles algunas palabras ese importante día.

 

 Ahora el ítem a darle check fue el vestido. Por sugerencia de su wedding planner, el primer y único lugar que visitó fue Casa Blanca de Puente, ya que ahí le dijeron que iba a poder ver todo tipo de estilos de vestidos y todo tipo de presupuestos. "Ahí me di el lujo de probarme de todo, y te atienden por orden de llegada. Primero te dan un catálogo donde marcas los que te gustan y luego te asignan una ejecutiva que te lleva al probador", cuenta Nati.

 

Lo más curioso de la elección del vestido dice que fue el estilo que eligió. "Me probé vestido tipo princesa, sirena, de encaje, etc, y el que más me gustó fue uno tipo strapless, y de las pocas cosas que quería era usar uno que fuera strapless", explica. Conclusión: a veces probarte los estilos que no te gustan puede sorprenderte, y para bien.  "De todos los que me probé fue el que más me gustó y mi mamá lo amó, tenía la caída perfecta, tenía detalles en pedrería y la espalda era muy linda", recuerda.

 

Otro gran detalle es encontrar los zapatos perfectos. Unos que sean cómodos, elegantes y que combinen con el vestido. Este fue uno de los puntos más difíciles de todos, ya que no había ninguno que la convenciera hasta que su mamá encontró unos en la tienda Tiempo de Lo Castillo marca Paco Herrero.

¡Y llegó el día! Nerviosa total. Así comenzó el día según recuerda Natalia, e incluso confiesa que llegado el día B aún con el Dani ni siquiera tenían escrito sus votos, así que ambos figuraban esa misma mañana con computador en mano escribiéndolos. Llegado el momento de los preparativos tomaron caminos separados y ella se fue a arreglar a la casa de su hermana en Chicureo. Ahí fue todo llegó su staff a arreglarla para convertirla en una novia hermosa –y no lo digo por ser su amiga–, de pies a cabeza.

 

Carla Riffo fue la encargada de su peinado y Gemma Canessa de su maquillaje, y del de su mamá y hermanas también.  En cuanto al tocado que eligió, fue uno que hiciera juego con la pedrería de su vestido y lo compró en Vinta Tocados. Una vez lista y ya entregada totalmente a los proveedores que eligieron, a su wedding planner y todo lo que por tantos meses prepararon ¡y todo salió soñado! 

 

La música estuvo presente todo el matrimonio. En el cóctel hubo música en vivo a cargo de Pía Carpetti, durante la comida mucha música italiana y la fiesta muy marcada por hits noventeros toda la noche, mezclados –obviamente– por los mejores reguetones de la historia. El dj tuvo pantallas temáticas que le dieron mucha onda, y ellos los novios mezclaron el vals con una salsa ultra prendida para dar inicio a a la fiesta.

 

 Por último, el encargado de inmortalizar cada momento, gesto, sonrisa, emoción y detalle fue Yerko Osorio, fotógrafo que recomiendan sin duda alguna. El consejo que Nati da a todas las novias que hoy están en ese proceso es: ¡a relajarse! "Puede sonar muy cliché, pero ver todo con tiempo para no estresarse es clave, y todo se hace mucho más fácil y bonito al ver el apoyo de todos los amigos, la familia, ellos son muy importantes", dice.