Razones por las cuales posponer un matrimonio


Hay ocasiones en las que por muy doloroso que sea, lo mejor es suspender un matrimonio hasta nuevo aviso. El escenario sanitario que vivimos hoy, ha puesto en esa difícil situación a miles de parejas alrededor del mundo, pero la verdad es que existen varios otros motivos por los que se debería optar por posponer una fecha así de importante. 

Para muchas parejas las ansias y el deseo de que llegue el día que tanto han soñado, les nubla la razón y a medida que se acerca la fecha se niegan aún más a ver la realidad. Es clave que no caigan en eso y sean capaces de ver todo con claridad para que tomen decisiones correctas y oportunas. Hay varias situaciones en las que los novios podrían considerar suspender un matrimonio, acá te dejo algunas de ellas y algunas recomendaciones para que puedan afrontarlo como el buen equipo que son tu pareja y tú.

1. Emergencia médica

La salud siempre es y será lo primero. Si algún diagnóstico sorprende a uno de los familiares o invitados cercanos a los novios, es prudente que se planteen la posibilidad de reprogramar el matrimonio. Si esa persona es importante para ustedes, seguro también lo es para muchos de sus invitados y todos deben estar disponibles para todo lo necesario. Una enfermedad grave es un desgaste emocional muy alto, y te aseguro que no quieres sumarle el estrés de planificar un matrimonio. Acá lo importante es que estén involucrados en lo realmente importante por el tiempo necesario.

2. Fallecimiento de un ser querido

Al igual que el punto anterior, es un hecho que te sorprende y por más que ya tengas todo listo y dispuesto, la muerte repentina de alguien que quieren mucho siempre cambia los planes por completo. En ese caso deben poner en una balanza qué tan conveniente es posponer el matrimonio según las costumbres familiares de cada uno, y según el grado de cercanía que hayan tenido con la persona que ha fallecido.

3. Conflictos de pareja

Ninguna pareja es perfecta, las discusiones siempre están presente y en una planificación de un matrimonio seguro tendrán sus diferencias, pero lo importante es llegar a consensos. Si consideran que las discusiones y desencuentros son muy frecuentes, entonces es importante que se sienten a conversar si acaso es una decisión apresurada, ya que probablemente su problema no es la falta de amor, sino que no están listos aún para un paso así de importante. Un matrimonio para muchas parejas implica una gran presión, y por eso es fundamental que estén sólidos como pareja y como equipo. Pueden buscar terapia de parejas para tomar esta decisión.


4. Estrés financiero

Un matrimonio sale todo menos económico. Ya sea el más sencillo como el más apoteósico, siempre es una inversión. Si una vez que se lanzan a la planificación se dan cuenta que las cuentas no dan, quizás es mejor replantear una fecha y ahorrar. La idea no es que estén años endeudados o años pagando las cuotas de su matrimonio, ya que ese estrés también puede afectarles como pareja en el tiempo. Valoren si están dispuestos a recibir ayuda financiera d familiares, y ante todo prioricen su estabilidad económico y tranquilidad.

5. Lugar inapropiado

Existen varios factores que pueden influir en que el lugar elegido como perfecto, luego pase  a ser un problema. Puede haber sufrido un accidente, un incendio, algún daño estructural producto de un terremoto u otro motivo y, en consecuencia, ya no es opción para llevar a cabo tu matrimonio. Si el lugar no los convence o si de frentón ya no quieren casarse ahí, entonces busquen otro y según sus fechas disponibles reprogramen su matrimonio.

6. Alerta sanitaria

Si esto lo hubiese escrito meses atrás quizás me habrían dicho exagerada o que estoy viendo mucha televisión. Pero la verdad es que el escenario actual nos tiene a todos hundidos en una angustia digna del mejor estreno de ficción. Cuando las autoridades de un país informan que hay un virus o pandemia que pone en riesgo a la población, como el COVID-19, entonces no tienes mayor opción que cambiar la fecha de tu matrimonio. Una de las lecciones que nos dejó el Coronavirus es que nadie sabe cuándo terminará, y como tanto tú como tus invitados están en la misma situación, todos comprenderán tu decisión. En este caso lo primero que debes hacer es contactar a tus proveedores y ver una alternativa para llegar al mejor acuerdo posible.


7. Fenómenos naturales

Existen fenómenos naturales que, así como las pandemias, se escapan de tu control. En Chile somos expertos en sismos y terremotos, los que sin embargo podrían causar grandes estragos que te lleven a considerar mover tu matrimonio. Si el evento supone un riesgo para ustedes o tus invitados, siempre debes considerar suspenderlo o quizás la locación sufrió daños y eso también te obligue a cambiar los planes.

¿Cómo informar?

Primero que todo debes mantener la calma e informar a todos los invitados y a los proveedores. Primero a sus proveedores, ya que con ellos deben confirmar si es factible o no reprogramar el evento, las condiciones, si hay multas y revisar una nueva fecha. 

Una vez que tengan definidos los cambios, puedes avisar a sus invitados. Pueden hacerlo a través de Whatsapp, llamando por teléfono a los más cercanos o pedirle a su wedding planner en caso contar con una. No olviden tener empatía con sus invitados, por ejemplo, si alguno de ellos ya había pagado el hospedaje en caso de ser de otra ciudad, ofrézcanle ayuda gestionando el cambio de su reserva.



189 vistas
CONTACTO
REDES SOCIALES
  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Círculo gris

© Hecho con ❤ por SOY LA NOVIA