Tipos de matrimonios religiosos que deberías conocer


Así como existen diversas religiones en el mundo, también existen múltiples rituales en torno a ellas. Además de la ceremonia católica, hay muchas otras cargadas de simbolismos que podrían inspirarte en el tipo de ritual que quieres hacer en tu matrimonio.

Católica:

Es la más común en Chile, como en casi toda Latinoamérica. Esta ceremonia se caracteriza por ser oficiada por un Padre en una Iglesia, y por tener una estructura bastante conocida: cortejo nupcial, padres del novio, madre de la novia y, por último, hace ingreso la novia del brazo de su padre (así es de forma tradicional, pero podría variar dependiendo de las circunstancias). Luego viene el discurso del Padre, las lecturas de los salmos, los votos matrimoniales y el intercambio de anillos.

Cristiana:

En esta ceremonia el centro está en el compromiso que se hace con Cristo. De este modo se afirma el propósito de vivir juntos según el plan de Dios que haya para ellos. Es oficiado por un pastor, y los asistentes cantan y leen diversos pasajes de la Biblia. Otra característica es la modestia de los atuendos de los novios e invitados, y además no se bebe alcohol en los matrimonios cristianos.

Judía:

Si viste Sex and the City es probable que se venga a la mente el matrimonio de Charlotte, o en más de alguna película deben haber hecho referencia a esta celebración. Sin duda es porque es muy alegre, llena de rituales y un estricto protocolo. Por ejemplo, estos matrimonios se hacen al aire libre y con un palio nupcial –ese es el nombre técnico pero es una especie de altar– que cubre a los novios con una delgada tela que representa a la casa abierta que están por construir. Igual de fundamenta es el anillo de oro que el novio entrega a la novia, y que es símbolo del inicio del matrimonio. Para terminar la ceremonia, el novio –ahora esposo– rompe una copia envuelta en un paño blanco con el pie, que significa que de ahora en adelante lo único que podrá quebrarse es esa copa, mientras los asistentes gritan “¡Mazel tov!” (que quiere decir buena suerte).

Protestante:

Si para los religiosos el matrimonio es un compromiso con Dios, para los protestantes se trata de un sacramento. La ceremonia tiene muchas similitudes con la católica, sin embargo, es oficiada por un pastor protestante, las iglesias son poco ostentosas y además de intercambiar anillos, intercambian coronas como símbolo que desde ese momento son dueños y reyes de sus vidas. Luego dan tres vueltas alrededor de la altar para representar la eternidad y el número de la Santísima Trinidad.

Hindú:

Es la más colorida de todas, y la más larga si consideramos que los rituales comienzan días antes de la ceremonia oficial. Los matrimonios hindú se centran en la unión entre las dos familias, más que en la de los novios, y todo comienza cuando el novio es elegido por la familia de la novia. Luego de eso el Brahmán (sacerdote hindú) dicta el día y la hora en que se casarán, todo según la posición de las estrellas. Acá el blanco, a diferencia de los matrimonios que conocemos, casi no existe. Los novios usan un traje repleto de hilvanes dorados, y la novia lleva un vestido rojo con adornos de color oro, y ambos complementan su vestimenta con muchísimas joyas. En el caso de las mujeres, pintan sus manos y pies con figuras simbólicas.

En cuanto a la ceremonia en sí, comienza cuando el novio llega montado a caballo o en carroza al son de los tambores, y entre bailes, dulces y regalos. Una vez en el templo espera a la prometida en un trono, quien una vez que llega da inicio a los ritos de unión. El primero es el Panigrahena, que es cuando se unen en la frase: “tomo tu mano en nombre del espíritu de Dharma: ahora somos marido y mujer”. Luego realizan el Saptapadi, donde mientras cantan, oran y leen textos sagrados dan 7 vueltas alrededor del fuego. Para finalizar, él ata un collar floreado a su ahora esposa y rocía polvo de color rojo en su frente y cabello para indicar que es una mujer casada.

Wicca: Se trata de un religión que data desde los celtas, donde la magia es uno de sus pilares fundamentales. Por lo mismo, esta es la ceremonia más simbólica y espiritual de todas. Para iniciar la ceremonia se dibuja un círculo en el suelo, ya sea con piedras, flores u otro objeto. Luego se encienden velas colocándolas en el norte, sur, este y oeste, y se sitúa un altar, un cáliz y un lazo. Tras los votos, la pareja bebe del cáliz y, para finalizar, viene el momento de la atadura de manos, donde se prometen “mientras el amor dure” y son declarados marido y mujer.

#ceremonia

57 vistas
CONTACTO
REDES SOCIALES
  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Círculo gris

© Hecho con ❤ por SOY LA NOVIA